Feltai

Continuamos el ciclo de entrevistas que comenzamos la semana pasada con Ray Musgo. Es el turno ahora de Fibras Feltai y su producto (lana) acorde con las ideas de economía circular y supra-reciclaje respetando la naturaleza. 

A continuación se ofrece una traslación al lenguaje escrito del encuentro celebrado entre Luis Morales, presidente de ECOVE, e Inés Heredia, CEO de Fibras Feltai:  

¡Buenos días Inés, y enhorabuena de nuevo por el 1º Premio Ecoemprendedores que has recibido en BioCultura! Te doy personalmente la bienvenida a la Asociación de Empresas de la Economía Verde (ECOVE), esperamos que os sintáis como en casa y que nuestra labor de lobby, en el buen sentido del término, a favor de una economía más verde y baja en carbono, contribuya a vuestra consolidación y crecimiento.

Nos gusta conocer, en la asociación, la andadura de las pymes socias que conformáis ECOVE. Cuéntanos Inés, ¿cuál fue el origen de Fibras Feltai? ¿Qué te motivó a emprender este apasionante proyecto empresarial?

Todo comenzó un día que buscaba hacer una portada para un cuento terapéutico que estaba creando. Quería un material que fuera especial, descubrí la técnica del fieltro y vi por primera vez como era la lana, el vellón de lana. Fue amor a primera vista. Me fascinó y mi curiosidad me llevó a dar respuesta a la pregunta sobre qué pasaba con la lana española y me puse a buscar ganaderos y a saber de primera mano qué pasaba y cómo se transformaba desde cero. Fui aprendiendo distintas técnicas y después me propuse el gran reto: crear una empresa de comercio justo capaz de dinamizar la lana, el mundo rural asturiano y muchas otras cosas, porque cuando se trata de soñar no hay que ponerse límites.

Como miembro que he sido del Jurado de los Premios, me han llamado la atención los valores que impregnan vuestra empresa y que habéis reflejado muy bien en vuestra candidatura a los Premios. ¿Puedes repasarlos brevemente para nuestros lectores?

La verdad es que como estamos construyendo este sueño desde sus raíces nos da la posibilidad de consolidar los valores no sólo teniéndolos bien definidos, sino haciéndolos llegar a aquellas personas que se van sumando en nuestra andadura.

Transparencia: Apostamos por procesos en los que el consumidor pueda conocer todos los pasos de transformación y entienda la importancia de su elección en el consumo de la economía circular

Respeto: Respetamos al máximo las propiedades innatas de la lana para que el producto final respete la salud de las personas tanto emocional como físicamente. No provienen de explotaciones ganaderas intensivas, ni de animales estabulados, lo que determina una lana de animales bien cuidados y respetados. Igualmente las personas que trabajan en los procesos de transformación o de producción ponen toda su atención en lograr los mejores resultados.

Innovación: El camino está en lograr que las fronteras de los usos de la lana vayan más allá de lo textil y más allá del uso decorativo para innovar en otros espacios posibles como el de la salud, o el de la agricultura o la jardinería.

Cooperación y colaboración: Creemos que solo a través de un trabajo en red, de promover y difundir lo que descubrimos y lo que experimentamos es posible implicar a más colectivos y avanzar más y mejor por lo que siempre estamos abiertos a escuchar propuestas y a tender puentes de conocimiento.

Centrémonos ahora en vuestros productos. ¿Qué características tiene la lana que producís? ¿Qué hace diferente la lana de la oveja Xalda de otros tipos de lana?

Principalmente la lana que buscamos producir es una lana Slow, esto quiere decir que el proceso de transformación se ha hecho un poco como antes rescatando tradiciones y un poco con ciertas herramientas innovadoras. Hacerlo como antes nos ayuda a perpetuar conocimientos importantes que se están perdiendo y que nos vuelven más dependientes. Es un sistema más lento, que procesa la lana haciendo que cada vellón conserve su magia con fuerza. La lanolina no desaparece del todo porque aporta importantes propiedades para la salud. Nos aseguramos que los químicos estén totalmente ausentes, logrando un producto final que es apto para personas con sensibilidad química o con alergias y que como mínimo no suma tóxicos a nuestro cuerpo.

Pero no solo es única por su sistema de transformación sino también porque la lana procede de una oveja cuyo tronco genético es el más antiguo de Europa, sin apenas cambios en más de mil años. Estamos ante una lana entrefina con mucho que ofrecer, aunque los detalles aún están por llegar.

Lo cierto es que la oveja Xalda se encuentra en peligro de extinción, y a través de vuestra actividad empresarial contribuis a su conservación. ¿Tenéis acuerdos con pastores que os garanticen acceso a la lana y a la vez ellos reciban estímulos para seguir manteniendo esta ganadería? ¿Recibís apoyo del Gobierno de Asturias para mantener esta singular raza de oveja?

Nuestra idea desde el principio ha sido colaborar con la asociación de ganaderos de la oveja xalda, con los que estamos en comunicación y dentro de la asociación hay ganaderos que entienden bien la importancia y contribución de nuestro trabajo para sumar más valor a una oveja que comienza a tener un sitio como producto cárnico de calidad. En cuanto a los apoyos recibidos, creo que hace falta aún más por parte del Principado para dar a conocer sus singularidades y esperemos que nuestro trabajo con la lana sume esfuerzos en esa dirección.

¿Cuáles son vuestras innovaciones en relación al desarrollo de vuestro producto y a vuestro sistema de trabajo?

Estamos transformando la lana con agua de lluvia, es un proceso desarrollado en otros países y que es eficaz con vellones de lana como la nuestra. Todo son ventajas, porque esa agua sirve para diferentes vellones y para fertilizar la tierra, por lo que hacemos que un problema, como es la contaminación que producen las fábricas de lavado de lana, se convierta en un proceso altamente eficiente.

Por otro lado, queremos introducir pequeñas máquinas de cardado y escarmenado para que se sumen más ganaderos a la idea de transformar la lana desde sus granjas, para que así puedan acabar vendiendo la lana y ampliando la creatividad y la autosuficiencia de las personas.

Dais formación y empleo a mujeres de las zonas rurales, lo cual es sumamente importante. Coméntanos por favor un poco más cómo articuláis esta relación, esta red de “cuidados”. Hay mucha innovación social aquí, ¿verdad?

Sí, ahora mismo estamos con los procesos de formación, que como todo oficio tiene sus propios secretos. Aquí también buscamos la eficiencia y la creatividad de las mujeres que se encargan de su transformación, ya que es un trabajo que permite desarrollar otras tareas y que las mujeres puedan seguir haciendo sus importantes funciones de cuidadores, ya sea de sus hijos o de sus mayores. Esta fue una de mis motivaciones como madre, pues no lograba encontrar ninguna actividad que me permitiera crear y ganar dinero sin renunciar a la crianza de mi hijo. La verdadera conciliación pasa por tener en cuenta esta realidad y ofrecer alternativas.

Tú misma te volviste de Madrid a tu Asturias natal, movida por esta necesidad de reconectar con lo local, con la naturaleza, y recuperar una cultura del territorio ligada a la mujer. Hay mucha antropología en Fibras Feltai. La Antropología es una disciplina que nos apasiona a ambos. ¿Podrías trasladar brevemente a nuestros lectores y resto de pymes socias las bases antropológicas de vuestra empresa a partir del triángulo medio rural – mujer – lana Xalda?

En realidad Asturias no es mi tierra natal, pero hace años que conquistó mi corazón. Como bien dices buscaba conectar con la naturaleza, poder tener un espacio más saludable para tener una familia… En cuanto a la Antropología, aporta la herramienta de análisis perfecta para poder ahondar en todos los elementos que intervienen en la lana, en todos sus agentes: ganaderos, asociaciones, esquiladores… No siempre nos tomamos el tiempo ni tenemos los métodos adecuados para mirar a nuestro alrededor y lanzar líneas de aproximación entre ellas, y es la perspectiva antropológica la que nos da justamente esto.

Muchas gracias por tu tiempo, Inés. Ha sido un placer juntarnos de nuevo después de aquella ceremonia de premiación en BioCultura y poder conversar con más detalle sobre Fibras Feltai. Te reitero la bienvenida a la asociación empresarial, que te recuerdo está conectada internacionalmente a través de Ecopreneur.eu con varias redes de negocios sostenibles en distintos países de la UE, así que ya sabes, cuando necesites conexión internacional nos avisas. 😉

ines1820161018_134151
Share →


Twitter
Linkedin